Referentes

Iniciativa del Barrio de la Calle Dudley
Iniciativa del Barrio de la Calle Dudley

La Iniciativa del Barrio de la Calle Dudley (DSNI) se creó en 1984 en los barrios de Roxbury y North Dorchester en Boston. Es una iniciativa de planificación y organización comunitaria liderada por los residentes que busca construir un barrio vibrante y saludable evitando el desplazamiento de los residentes de bajos ingresos. Cuando se creó la Iniciativa las circunstancias del barrio eran desfavorables. El abandono a la propiedad, incendios provocados, botaderos de basuras ilegales y el tráfico de drogas eran asuntos importantes. Además, atraer inversión al barrio era una tarea imposible en ese entonces.

Después de establecerse como la organización líder en mejoramiento barrial, DNSI se convirtió en la primera y única organización comunitaria en los Estados Unidos que cuenta con el poder de expropiación. Este poder, otorgado por la ciudad de Boston, permite a la iniciativa reclamar la propiedad de lotes vacíos en su distrito. Ya que un elemento fundamental de la organización es el desarrollo urbano sin desplazamiento ni expulsión, han dedicado el uso de la expropiación para asegurar vivienda a largo plazo y asequible a través de un Fidecomiso Comunitario de Tierras (CLT). En este modelo, a pesar de que la propiedad de la vivienda reside en las familias, es la comunidad quien posee la propiedad de la tierra. Este modelo ha permitido a la Iniciativa proteger la asequibilidad de la vivienda. De hecho, DSNI tiene las únicas unidades de vivienda asequibles en Boston.

La iniciativa también ha supervisado la construcción de más de 200 viviendas, varios centros comunitarios, jardines comunitarios, parques infantiles, un invernadero comunitario y una pequeña granja urbana.

La misión de la Iniciativa es integral y está enfocada en el empoderamiento comunitario. Por ende, más allá que enfocarse en ciertos sectores, cuentan con un enfoque holístico, entendiendo que el desarrollo social, humano, físico y económico son inseparables. La gobernabilidad democrática es también un componente esencial de la misión de la Iniciativa. El liderazgo esta compuesto por 34 miembros de junta que se eligen dentro de la comunidad y es liderada por residentes. Esta junta incluye 3 miembros jóvenes, 7 agencias sin ánimo de lucro, 2 residentes nombrados y 16 representantes electos de los cuatro grupos étnicos presentes en el barrio: Afroamericanos, caboverdiano, latinos y blancos.

Aunque la Iniciativa es liderada principalmente por residentes de Roxbury y Dorchester, la organización confía en la construcción de colaboraciones y alianzas con el gobierno, los negocios privados y organizaciones no gubernamentales para la asistencia técnica y financiera para cumplir sus metas. La DSNI sirve como un excelente ejemplo de colaboración multisectorial para el desarrollo barrial impulsado por la comunidad.


 

"Conviertan este barrio en uno de ingresos mixtos" Fotografía de Culture:Subculture.
“Conviertan este barrio en uno de ingresos mixtos” Fotografía de Culture:Subculture.

Nueva Orleans, Luisiana. 

En 2005, el Huracán Katrina, uno de los más letales y dañinos de la historia, afectó a la ciudad de Nueva Orleans, Luisiana. El huracán causo daños extremos e inundó y destruyó grandes partes de la ciudad. Muchos de los barrios más afectados eran de bajos ingresos y predominantemente afroamericanos.

El paso del Huracán por la ciudad llamó la atención sobre la inequidad racial y económica que existía en Nueva Orleans a lo largo de la historia y que de alguna manera se había acoplado al tejido físico de la ciudad. Estas desigualdades estaban íntimamente relacionadas y tenían efectos significativos en la educación, salud, justicia y el empleo. Tanto así que antes del Huracán, el 84% de los habitantes en pobreza eran afroamericanos y la tasa de alfabetización era del 40% y menos del 50% de los estudiantes afro se graduaban de bachillerato a tiempo.

Tras la tormenta, la ciudad adoptó un enfoque de reconstrucción de barrios enfocado en el mercado. El impulso de cada barrio era fundamental para probar su viabilidad para que este fuera reconstruido y recibiera servicios de la ciudad. Este proceso aumentó las desigualdades existentes antes de la tormenta ya que los recursos fueron canalizados hacia barrios con capacidad financiera y humana con argumentos de peso para la inversión.

A pesar de que mucha atención se enfocó en el proceso de reconstrucción de vivienda, algunas comunidades de Nueva Orleans han reconocido que la vivienda es solo un componente de un barrio sostenible con bajos ingresos. En efecto, varias comunidades también se han organizado alrededor de la salud, la educación, los recursos del barrio y un empleo y salario de calidad. En una de estas comunidades llamada Hope Cross, los residentes se aliaron con Global Green y el Preservation Resource Center para integrar la preservación histórica y las prácticas ambientalmente sostenibles a su plan de redesarrollo post-Katrina.

Otra comunidad, Villa del Este, usó su esfuerzo de reconstrucción para remover un relleno sanitario inseguro de su entorno, construir en ese emplazamiento un centro de salud y empezar el desarrollo de granjas urbanas. En el barrio de Broadmoor, los residentes desarrollaron un proceso participativo, cuyo resultado fue un gran proyecto para renovar la biblioteca, el centro comunitaria y la escuela.

Cada una de estas comunidades aprovechó la destrucción de la ciudad como una oportunidad para reconstruir y reconfigurar sus barrios para que estos fueran mejores, más sostenibles de cara a las tormentas. (Ver artículo de Paul Kadetz)

Las comunidades más exitosas fueron aquellas que a pesar de no contar con apoyo del gobierno local, fueron capaces de organizarse y trabajar de la mano con instituciones privadas, sin ánimo de lucro y académicas. A pesar de que continúan existiendo problemas con la coordinación y la asignación de recursos en la reconstrucción, estas comunidades son ejemplos de cómo la organización y la innovación comunitaria pueden tener lugar en un ambiente de destrucción y abandono por parte del estado.

 


Banco Palmas en Fortaleza, Brasil.
Banco Palmas en Fortaleza, Brasil.

Banco Palmas – Un modelo de Banco Comunitario.

Fortaleza es una de las ciudades más pobres, violentas y desiguales de Brasil. En especial el barrio de Conjunto Palmeiras, que ha enfrentado un crecimiento rápido de población, violencia endémica y ha vivido en carne propia todas las consecuencias de la exclusión urbana, social, económica y política, incluyendo pésima educación, servicios de salud y servicios públicos. A pesar de sus problemas, Conjunto Palmeiras es también hogar de Banco Palmas, una luz de esperanza e innovación.

A pesar de que el barrio se fundó en 1973 cuando el gobierno reubicó a los residentes de las favelas costeras para hacerle campo al desarrollo urbano de altos ingresos, fue hasta 1981 cuando empezó la organización comunitaria, con el desarrollo de la Asociación de Moradores del Conjunto Palmeiras (ASMOCONP). Esta asociación lideró la pelea por los servicios públicos en el barrio, organizó protestas y lidero el cabildeo frente al gobierno local. Para 1988 la ciudad ya había conectado las redes de acueducto y había conectado el suministro de energía. Sin embargo, la desigualdad entre el desarrollo de infraestructura y el ingreso promedio causó que muchas personas vendieran sus hogares y dejaran el barrio ya que no podían pagar las tarifas de servicios públicos.

Como resultado de una serie de reuniones de ASMOCONP que empezaron en 1997, los residentes del Conjunto Palmeiras decidieron desarrollar un proyecto que generara ingresos y comercio al interior del barrio. Este proyecto se convirtió en Banco Palmas, el primer banco de organización comunitaria de Brasil. La inversión inicial en el banco de R$2000, provino de Cearah Periferia, una ONG local. Al poco tiempo, el banco recogió R$30,000 provenientes de varias ONG, tanto locales como internacionales, para empezar a otorgar microcréditos a los residentes.

Banco Palmas es un banco de desarrollo comunitario (BDC). Como un BDC, ofrece microcrédito y otros servicios microfinancieros, pero se puede distinguir de una institución de microfinanzas (MFI) ya que el microcrédito es solo una parte de las actividades que el banco realiza para patrocinar el desarrollo local. El objetivo de un BDC es el de enfocarse en el desarrollo sostenible y democrático de la comunidad como un entero y no comercializar o generar ganancias ya que todas las posibles son a expensas de la comunidad. En ese sentido, los BDC tienen un fuerte compromiso comunitario y su enfoque va más allá del éxito personal.

A medida que el Banco Palmas creció, así lo hicieron sus redes y operaciones por fuera del Conjunto Palmeiras. Para 2003, el banco había crecido tanto que los líderes de ASMOCONP y del Banco decidieron crear el Instituto Palmas. La misión de este Instituto es el de replicar el modelo del Banco en otras comunidades a lo largo y ancho de Brasil. A la fecha, el Instituto maneja una red de 103 bancos comunitarios de todo el país, incluyendo 37 Bancos en el estado de Ceará. El Banco y el Instituto continúan creciendo anualmente y se caracterizan por innovar en sus métodos y en la provisión de servicios de desarrollo y financiación comunitaria en el Conjunto Palmeiras y en todo Brasil.


 

ComunidadesCanoMartinPena-2009

Proyecto ENLACE Caño Martín Peña – San Juan, Puerto Rico.[1]

El Caño Martín Peña (CMP) es un cuerpo de agua natural en el Estuario de la Bahía de San Juan que sirve como una conexión natural entre la Bahía de San Juan y la Laguna de San José. Por más de 50 años, el área ha sido poblada por ocupantes ilegales. Estos ocupantes, quienes construyen sus hogares sobre el manglar y las orillas no solo luchan contra la pobreza sino que han causado una degradación ambiental significativa para el Caño.

Todo comenzó como un proyecto de ingeniería de la Autoridad de Carreteras y Transportación. La entidad gubernamental, encargada del dragado y la canalización del Caño, entendió que ese proceso tenía que redundar en el desarrollo integral de las comunidades. La Junta de Planificación validó ese enfoque, por medio de la Resolución del 17 de mayo de 2002, creando el Distrito de Planificación Especial del Caño Martín Peña, que incluye varias comunidades.

ENLACE Caño Martín Peña
ENLACE Caño Martín Peña

El grupo de líderes de estas ocho comunidades, más conocido como el G-8 Inc., la Corporación del Proyecto ENLACE del Caño Martín Peña y un Fideicomiso de Tierras implantan esta iniciativa por medio de un modelo de planificación participativo y de autogestión de unos 20,000 residentes. ENLACE facilitan oportunidades de realojo de vecinos que tienen que mudarse para que se lleve a cabo el dragado. El objetivo es que obtengan una vivienda digna y segura dentro de la misma comunidad, lo que contribuye a una mejor salud y calidad de vida.

El proyecto representa un modelo de planificación y desarrollo participativo para Puerto Rico, Estados Unidos y sus jurisdicciones. Y así fue reconocido al recibir el prestigioso premio 2010 National Achievement in Environmental Justice Awards, otorgado por la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA), “por establecer e implantar un plan de desarrollo integral y de uso de tierras, con el objetivo de mejorar las condiciones sociales, económicas y ambientales de ochos comunidades en el Distrito de Planificación Especial del Caño Martín Peña”.

Los líderes comunitarios que trabajan en favor de los residentes del Caño vieron la necesidad de unir sus banderas bajo una misma fuerza cuando surgió el Proyecto Enlace. Así nació el G-8 Inc., el Grupo de las Ocho Comunidades Aledañas al Caño Martin Pena, cuya labor es voluntaria, y su paga la satisfacción de trabajar por su gente.

Entre los líderes del G-8 hay seguidores de todos los partidos políticos, religiones y otros que no se identifican ni con partido ni con religión. Y, en su lucha por dar un mejor servicio a la comunidad, han trabajado de la mano con arquitectos, ingenieros, abogados, planificadores, trabajadores sociales, funcionarios públicos, legisladores, artistas y todo tipo de aliados que han apoyado con su labor.

[1] Texto tomado de http://www.martinpena.org/Review/Inicio.html

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Un programa de co-creación con líderes del Pacífico Colombiano

%d bloggers like this: